martes, marzo 20, 2007

Tiempo Lento...

...o porque llevo tanto sin actualizar.

Bueno, parece que estoy padeciendo una racha de duendes y poltergeist informáticos en exclusiva y versión deluxe. Primero, me he pasado cerca de dos semanas con el portatil en reparación, no grababa ni reproducía bien ningun DVD. Ayer me llegó del servicio técnico y funciona....bueno, es un decir, porque ahora resulta que el XP no me reconoce el modem y por tanto estoy sin internet. Antes de enviarlo a reparar funcionaba perfectamente, ¿qué ha pasado?, ni pichiflowers, "estamos trabajando en ello".

Mientras no he tenido portatil he echado mano del viejo Pentium que está en reserva por casa, pero como es chiquitín (de ram sobretodo) y vive en el mundo arcaico del Windows 98 (primera edición), pues ver según que páginas y hacer según qué se transformaba en vivir en Tiempo Lento, y la verdad, prefiero dormir por las noches; así que sólo miraba el correo y un par de páginas y listos.

En el curro vivo rodeado de ordenadores, pero la mayor parte del tiempo lo utilizan mis alumnos, y cuando no, lo utilizo yo para preparar material didáctico, instalar cosas y/o reparar desaguisados varios.

Conclusión, postearé cuando pueda, como ahora, que lo hago después de picar dos sesudos informes.

Por cierto, cuando Dios se pone cabrón hasta los santos le ayudan, a ver si me deja en paz un ratito y me funciona el portatil como debe.

martes, marzo 06, 2007

Mi espacio de trabajo.

No, tranquilos, esta entrada no va sobre mi trabajo, ni nada relacionado con ello. Trata sobre otra de mis aficiones adquirida a la tierna infancia de los doce años, el maquetismo y el pintado de las miniaturas.

Cuando hablo de espacio de trabajo, me refiero al sitio reservado que hay en mi habitación para pintar, serrar, limar y crear un mundo en miniatura.


En la foto se puede apreciar como una caja de vinos me sirve para tener ordenadas las pinturas acrílicas, las cajas metálicas donde hay arena, piedras, césped ferroviario, y otras elementos para poder dar texturas a las bases de miniaturas y terrenos. En los clasificadores hay piezas sueltas de metal, de plástico, y otros objetos que pueden ser transformados en mil y una cosas, a esto se llama una "caja de restos", porque en un hobby como el maquetismo y el miniaturismo no se tira nada. todo puede tener una segunda vida. No se ve, pero a la derecha de los clasificadores hay seis más. Lo que si se ve es un elemento muy importante, el flexo, una buena iluminación es básica para no dejarse la vista trabajando; si es posible es recomendable emplear bombillas de luz día, las que son azules, porque una bombilla normal de incandescencia contamina los colores con los que pintamos con una calidez y una dominancia rojiza. Lo ideal es pintar con luz día natural, pero no siempre se tiene todo. Por ultimo se ve que tengo la pared forrada de corcho, es como mi escritorio del ordenador pero a lo grande.
Este hobby, está relacionado también con otros dos, el mundo de los juegos y la historia, sobretodo la militar, y es que muchas de la miniaturas que pinto tienen el doble propósito del placer de pintarlas y transformarlas para ajustarse a las necesidades de un juego concreto que muchas veces tiene un trasfondo histórico militar. Si alguien conoce el termino de wargame, sabrá a que me refiero. Los wargames (o juegos de guerra) pueden jugarse con figuras y escenografía o bien pueden ser de tablero como el de la foto siguiente.


En concreto este se llama World in Flames (WIF para los amigos), un juego que recrea toda la Segunda Guerra Mundial, donde los jugadores controlan a una de las potencias involucradas: Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos, Reino Unido, URSS y China. Es un juego con fichas de cartón que representan ejércitos y se juega sobre un mapa hexagonal que representa el mapa del mundo. En la foto se ve el aspecto del frente occidental justo antes de la declaración de guerra de Alemania a Polonia y por ende de las declaraciones de guerra que la cadena de alianzas que las potencias democráticas tenían con Polonia y otros países desembocasen en conflicto global, en respuesta a la agresión alemana.
Pero bueno, estaba hablando de miniaturas y de su asociación con los wargames con figuras. Como he dicho, se pueden utilizar las miniaturas para jugar con ellas; se hace sobre una mesa en la cual se intenta también reproducir a escala el terreno involucrado. Contra más grande sea la mesa y menor sea la escala de las miniaturas usadas, más grande pueden ser las batallas libradas, desde una escaramuza hasta el choque de grandes ejércitos. El objetivo no es reproducir una batalla como si fuera una mera repetición de lo acontecido, sino enfrentarnos a otro jugador y ver si somos capaces de vencerlo, o si somos capaces de triunfar donde pésimos generales o las circunstancias marcaron una derrota.


En la foto precedente podemos ver una magnífica mesa de juego. La foto la hice este pasado Diciembre en las jornadas que organiza el Club Alpha Ares anualmente en Cotxeres de Sants. La batalla que se libra es de Guerra Civil Americana (ACW), os lo aclaro por si las banderas y el kepi que lleva uno de los jugadores no han sido suficiente pista ;). Como era una partida de demostración montaron una mesa grande y vistosa, con todo el terreno recreado, la escala de las miniaturas es de 15mm; otro día hablaré de las escalas. Recalco esto porque el esfuerzo que representa montar y organizar una partida de estas es considerable. Otras veces, en aras de jugabilidad y rapidez se sacrifica un poco la escenografía, sobre todo en campeonatos. La siguiente foto es un detalle de un globo aerostático de observación; la ACW fue unos de los primeros conflictos en que la observación aérea mediante globos aerostáticos, fue común y aplicada con cierto nivel de resultados.


Y ahora otra del mismo evento, en la cual podemos ver una representación de Omaha Beach; ¿recordáis "Salvar al soldado Ryan"?, la playa donde desembarcan y donde los americanos las pasaron bien canutas.


Otro día, ya volveré sobre el tema de los wargames. En próximas entradas también colgaré alguna foto de alguna de mis miniaturas y de los distintos procesos que son necesarios para elaborar su acabado.