domingo, noviembre 16, 2008

La noche encadena música.

La verdad, hay veces que uno espera que la noche sea como cuentan en esta canción.


O como lo cuentan en esta otra.



Y que las niñas tontas aprendan que Willem Dafoe es algo más que el duende.

Pero, a veces, la noche se tuerce y lleva al desengaño.



Llevándonos a la sima más profunda.



Donde verdes y pequeños nos sentimos al borde del colapso.



Aunque, siempre, siempre, hay esperanza.



Buenas noches.