jueves, junio 28, 2007

Un paseo por mis años roleros.

Desde niño la fantasía, la ciencia ficción y los cómics de superhéroes me han cautivado. Si a eso les sumamos mi gusto por los juegos, no es de extrañar que a la que tuve conocimiento de los juegos de rol me aficionase a ellos.

Se podría decir que mis primeros pasos los realicé de la mano de los libros de "Elige Tu Aventura", como los publicados por Timun Mas; éstos tan sólo permitían escoger entre diferentes opciones en ciertos pasajes que hilvanaban una historia diferente según lo escogido; posteriormente aparecieron otros libros que ya introducían el concepto de crear un personaje y resolver ciertas acciones que se proponían en el libro empleando un dado de seis caras. Ni que decir tiene para nada esto es jugar a rol, pues faltan dos elementos muy importantes: un grupo de amigos con quien jugar y la libertad de acción del personaje. Pero la semillita ahí estaba, ya que a través de ese tipo de libros me acostumbre al concepto de "jugar una historia", además también en sus páginas, y en las del algún cómic, encontré la primera publicidad explícita sobre juegos de rol, el anuncio era de la mítica caja roja del juego "Dungeons&Dragons Básico" de TSR publicado aquí por Dalmau.

Con ese conocimiento llegué a mi época de instituto y por azar encontré a alguien que tenía fotocopias de fotocopias del juego; por aquellos entonces era un mercado incipiente y el material era escaso y difícil de encontrar en tiendas, por ejemplo, conseguir mi primer juego de dados "especiales" para jugar fue una odisea de búsqueda por toda Barcelona y encima los compré a un precio desorbitado comparado con lo que cuestan ahora.

Armado con esas borrosas fotocopias reuní a un grupo de amigos en torno de una mesa, con papeles, lápices y dados y nos pusimos manos a la obra. Me tocó el papel de "Dungeon Master", o director de juego, o "master", el nombre es lo de menos, con la responsabilidad de narrar una historia y de resolver todas la acciones que proponían los jugadores para sus personajes. Esas primeras partidas eran muy sencillas, de objetivos simples del estilo: "entrais en un dungeon que está lleno en busca de sus tesoros"; la interpretación de los personajes era casi inexistente y los recursos de apoyo a la narración: música, dibujos, etc... eran artificios que ni se nos habían pasado por la cabeza.

La cosa fructificó, y poco a poco nos empezamos a mover para ver si habían otros sitios donde jugar y otros jugadores. Formamos incluso un club en un "esplai", pero sin duda el encontrar una ludoteca como la que fue en tiempos "la Casa del Mig" fue decisivo para afianzarme en el mundo de los juegos, porque no sólo descubrí otros juegos de rol y otras temáticas sino que también descubrí los wargames, los juegos de simulación y el mundo de las miniaturas y su pintado. Además, y más importante hice nuevos amigos que han jugado un papel muy importante en mi vida.

Durante esa época llegaron a mis manos juegos nuevos, que era básicamente los que se publicaban en castellano por "Joc Internacional", de los cuales destaco: "El señor de los anillos MERP" de ICE, "La Llamada de Cthulhu " de Chaosium y "Runequest"; éste último nunca fue santo de nuestra devoción. Con nostros también creció el mercado, cada vez jugaba más gente y prueba palpable de ello era que surgían jornadas de juegos de rol y clubes de rol por toda la geografía española. Mis primeras jornadas serias fueron unas "Jesir" (Jornades d'Estrategia, Simulació i Rol), auspiciadas por Joc Internacional; en ellas descubrí uno de mis juegos favoritos, "Traveller" de GDW publicado por Diseños Orbitales, una efímera compañía que apenas duró. También estas jornadas me llevaron a descubrir nuevos juegos la mayoría en inglés, nuevas tiendas donde conseguir material y nuevas formas de jugar.

Conocer tiendas que traían material extranjero de rol me abrió un nuevo mundo de posibilidades y de beneficios colaterales. Como me gustaban lso juegos de rol y quería conocer nuevos juegos y comprarme suplementos para mis juegos que no tenían visos de ser publicados en España, pues eso me obligó a comprarmelos en inglés y hacer el esfuerzo de leerlos y entenderlos. Muchoi mejor que tres años de inglés de básica. En esta primera época de ampliación cayeron em mis manos "Megatraveller" y "Cyberpunk", ¡ciencia ficción al poder!. En castellano destaco "Star Wars" publicado por Joc y las maravillosas tardes de correr por los pasillos de un destructor imperial que se marcaban mis jugadores.

Más tarde, un poco más talludito, llegó "Vampire" un juego que potenciaba la narración y la interpretación. Las primeras partidas que arbitré de este juego creo que fueron de las más estimulantes con un juego nuevo. Nos movíamos por un terreno diferente, los personajes no eran héroes, eran por primera vez seres atormentados, con dudas morales y enfrentados a una bestia interior que les arrastraba a perder su humanidad. Empezábamos a hacernos adultos, nosotros y los juegos de rol. Estábamos en plena efervescencia de los juegos de rol con nuevas editoriales que no traducían juegos del extranjero sino que producían su material propio; destacaré de entre ellos "Mutantes en la Sombra" y "Aquelarre".

En una de esas jornadas de esa época llegó "Magic the Gathering", no era un juego de rol, era un juego de cartas coleccionables. El mundo de lso juegos después de eso no sería lo mismo, fueron los primeros pasos para que la industria se diversificase, evolucionase y se reinventara a sí misma. Muchos culpan a "Magic" y a los juegos de cartas del declive de los juegos de rol, como si el cierre de editoriales no respondiese más a una mala política editorial por parte de ellas y a que quizás no se supieron adaptar a lso nuevos tiempos que corrían. Para mi en sí fue una época continuista, seguía comprando cosas para mis juegos de cabecera, pero no había una gran novedad que me impactase como antaño.

Con el paso del tiempo, las responsabilidades, los estudios y otros intereses varios, el quedar para jugar a rol se espaciaba cada vez más, llegando a ser algo esporádico. Pero, apareció "Leyenda de los Cinco Anillos" o "L5A" como es conocido coloquilamente, un juego de samurais que había surgido de un juego homónimo de cartas coleccionables; los tan acusados juegos de cartas venían a reviltalizar el mundillo de los juegos de rol en el mundo y el mio también. Este es uno de los juegos al cual he dedicado más de juego. Cinco años de partidas seguidas han dado para mucho, tanto que como se suele decir de "tanto usarlo se nos ha gastado".

Ahora en la actualidad hace mucho que no juego a rol, hay ganas, pero es más difícil quedar y también estoy esperando un nuevo impulso como lo fue "Leyenda de los Cinco Anillos". Mi actividad lúdica se centra sobretodo en el wargame con mi club, es más sosegado, y no requiere reunir a tanta gente a la vez, pero en inversión de tiempo es igual o más absorbente que jugar a rol.

lunes, junio 25, 2007

Iberia es cojonuda, como Iberia no hay ninguna.... pues va ser que no!

Hoy estaba revisando unos mapas de Europa de la dominación romana y he vuelto a topar con la otra Iberia. Es algo que ya conocía, y se me ha despertado el gusanillo bloguero de escribir algo al respecto. Curiosamente, dentro de la historia de Europa han existido tres coincidencias de nomenclatura, al menos que yo conozca, para seis áreas geográficas distintas y muy alejadas entre sí.

Primero tenemos el dueto de IBERIAS: por una parte está la península Ibérica, de sobra conocida por todos vosotros, para los romanos Hispania, porque para ellos Iberia era también una región del caucaso que más o menos se corresponde al este y el sur de la actual Georgia, y es que el nombre era utilizado tanto por griegos como romanos para referirse al reino de los Kartli.

Existen teorías que establecen que la similaridad de los nombres no es coincidencia y que los pueblos de ambas regiones están relacionados, aunque es una teoría medievale bastante peregrina, famosa tan sólo entre los autores medievales georgianos. En la actualidad sobre el origen de los "íberos del oeste", vamos, los de Hispania, se apuntan dos teorías de procedencia: una dice que vienen del este del mediterráneo e incluso de África llegando a la península durante el neolítico, y la otra apunta a que forman parte de los pueblos originarios del oeste de Europa, creadores/herederos de su cultura megalítica.
Si os fijais justito al lado de la "Iberia caucásica" tenemos una "Albania caucásica". Así que tenemos otro dueto de ALBANIAS. El nombre de Albania significa "tierra de Montañas", aunque también podría hacer refrencia al blanco de las montañas nevadas, depende de la opción etimológica que se escoja: de la raiz protoindoeuropea *albho-, blanco; o de una raiz no proto-indoeuropea *alb-que significa "montaña". Este nombre se lo adjudicaron los romanos a un reino que cubría lo que actualmente es el sur del Dagestan y parte de Azerbaijan. Los pueblos de esta Albania estan relacionados con su vecinos íbero-caucásicos. En cambio el término "Albania" para
el estado balcánico no se fija hasta el siglo XIV y parece provenir de Albanoi, el nombre de una tribus de los Ilirios que habitaban en esa región en la época de los romanos, aunque está en discusión que los albanos modernos sean continuación de este pueblo y que incluso no esten para nada relacionados. Otra curiosidad es que Escocia en gaélico es Alba, término relacionado a su vez con el nombre griego de Albion para Inglaterra, pues durante la Alta Edad Media se latinizó el nombre de Alba en Albania y posteriormente paso al Inglés Medio como Albany. Alba significa tierra del sol naciente.
Y ya por último tenemos un dueto de GALICIAS. Una es la comunidad autónoma de España y la otra una región histórica de centro-europa, el reino de Galicia y Londomeria. Este nombre se empleó en el siglo XIII y es la versión latinizada de los nombre eslavos de Halych y Volodomyr dos de las ciudades principales del principado ruteno o ucraniano de Halych-Volhynian. El origen del nombre Halych es incierto, se especula que se refiera a "Galic" en latín, adjudicado por existir gente de origen celta que habitaba en las cercanías, y que pase como con otros nombres de lugares a lo largo de Europa, como Galatia, Galia y la española Galicia, que son zonas que contaron también con presencia celta. Aunque, probablemente, el término sea genuinamente eslavo y venga de halytsa (galitsa) que significa "colina pelada sin árboles".
Como se puede observar, estas coincidencias tienen una base común, la hegemonía del latín, ya sea bien durante la dominación y existencia del imperio romano, o por haber sido durante mucho tiempo la lengua culta a lo largo de toda Europa.

viernes, junio 08, 2007

Por fin es viernes!!!
Pues eso, que tenía ganas que llegase este viernes, antesala de un par de buenas reuniones.:
Primero este sábado voy de bodorrio, bueno al convite tan sólo; uno de mis mejores amigos se ha casado por lo civil y ha decidido que estaría bien compartir una copichuela y unas olivillas con familiares y amigos; además me reencontraré con amigos que hace siglos que no veo, y podremos entonar aquello de "... y como hemos cambiado....".
Segundo, este domingo tengo torneo en el club. Cierto, que no es hablado todavía de mi club ;). Pertenezco al club de simulación histórica Ludus Historiae, radicado en Montmeló. Nos dedicamos a jugar a estrategia, wargame con figuras, de tanto en tanto un rolete y otros juegos de simulación. Aparte, organizamos una serie de torneos y otras actividades lúdicas durante el año. Los torneos más importantes son el de DBM incluido dentro del circuito nacional de torneos de este juego y el de Warhammer Fantasy.
El de este domingo es el torneo "Vil·la de Montmeló". Jugaremos a DBM en un enfrentamiento por equipos con otro club invitado de Barcelona y cercanías. En esta edición les toca a los del clunb M&S. El lunes supongo que colgaré unas cuantas fotos y un resumen del torneo.
Más adelante ya hablaré en extenso del DBM y de su precursor el DBA.