domingo, noviembre 16, 2008

La noche encadena música.

La verdad, hay veces que uno espera que la noche sea como cuentan en esta canción.


O como lo cuentan en esta otra.



Y que las niñas tontas aprendan que Willem Dafoe es algo más que el duende.

Pero, a veces, la noche se tuerce y lleva al desengaño.



Llevándonos a la sima más profunda.



Donde verdes y pequeños nos sentimos al borde del colapso.



Aunque, siempre, siempre, hay esperanza.



Buenas noches.

3 comentarios:

Aoki dijo...

Siempre se puede llegar más abajo en las profundidades del abismo. Pero también se puede pensar que hay niñas tontas (dios Diane, ponle más sentimiento bonita) por ahí que saben que Willem sería el Jesucristo al que se querría tentar.

Besostes para ti y para Gustavo!

Kodo dijo...

Ese vídeo es una pasada.

A veces lo que escuchas en el mp3 coincide con el momento que estás viviendo o has vivido. La madrugada del sábado más o menos me pasó eso. Luego te paras e pensar en ello y haces un encadenado de youtube tu "solico" que "paké".

Aoki dijo...

Lo cierto es que te lo has currado.